viernes, 31 de mayo de 2019

Crean lentillas telescópicas

La combinación de las dos tecnologías hace que los objetos se perciban prácticamente 3 veces más grandes que su tamaño original.

Además de esto, las lentes están pertrechadas con un filtro polarizador que le deja a los usuarios alternar entre la visión normal y la visión telescópica.
Este sistema de visión telescópica fue desarrollado para asistir a las personas cuya visión se ha estropeado por la edad.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es una de las causas más habituales de ceguera, causada por el deterioro de la mancha, una capa amarillenta de tejido sensible a la luz que se halla en el centro de la retina y que le deja al ojo percibir detalles finos y pequeños.

Conforme ese tejido se decae, los pacientes van perdiendo la capacidad de reconocer caras y de hacer labores rutinarias como conducir o bien leer, para las que hace falta poder percibir detalles.

Encendido y apagado

El mayor reto para los estudiosos fue hacer los lentes transpirables para poder ser utilizados como una lentilla de contacto normal.

Los nuevos lentillas cuentan con un factor telescópico en una zona circular o bien anillo en el centro de la lente, en el área por la que entra la luz que deja la visión normal.

El prototipo creado tiene ocho mm de diámetro, 1 mm de grosor en el centro y 1,17 mm de grosor en el anillo que produce el incremento de la imagen.

Para esto, los estudiosos crearon pequeños espéculos de aluminio, rayados con un patrón concreto, que actúan tal y como si fuesen una lupa al hacer reflejar la luz unas 4 veces en ese anillo ya antes de redirigirla cara la retina.

Mas es el usuario quien puede supervisar que la imagen aparezca aumentada o bien no, al mudar un filtro en las lentes singulares que acompañan a las lentillas.
Para el sistema de filtros, los estudiosos amoldaron unas lentes que la compañía Samsung genera como una parte de una de sus televisiones en 3D.

En empleo normal esas lentes crean un efecto 3D al bloquear de forma alternativa la lente de la derecha y de la izquierda.

Reto técnico

«Lo más bastante difícil del proyecto fue crear unos lentillas que fuesen transpirables», le afirmó a la BBC el doctor Eric Tremblay, del Instituto Federal Suizo de Tecnología (EPFL) en Lausana, Suiza, uno de los líderes del equipo de estudiosos.

La industria militar podría beneficiarse de esta clase de desarrollos tecnológicos.

«Si deseas ponerte los lentes a lo largo de más de 30 minutos deben ser transpirables», añadió.

Los gases deben poder penetrar la lente para dejar que la una parte del ojo cubierta por la lentilla, en especial la córnea, pueda percibir oxígeno, explicó.
Para solventar ese inconveniente, el equipo de Tremblay creó lentes horadadas que dejan el flujo de oxígeno.

No obstante, apuntó el estudioso, eso complicó considerablemente más la producción de los lentes.

«La fabricación es un reto por el hecho de que todo debe ser realmente preciso», afirmó.
Todavía de esta forma, el equipo ha conseguido crear múltiples versiones permeables de la lente telescópica que van a estar listas para ser sometidas a pruebas clínicas en el mes de noviembre, conforme Tremblay.

Y ocasionalmente la meta es que los pacientes con DMAE puedan emplear las lentes telescópicas todo el día.

Cara la supervisión

Estos lentes forman un avance significativo respecto a intentos precedentes de lidiar con inconvenientes de visión, como la cirujía para implantar una lente telescópica o bien la indumentaria de ostentosas lentes que tienen lentes telescópicas acopladas a los cristales de los quevedos.

Clara Eaglen, que dirige campañas sobre salud ocular para la O.N.G. británica RNIB, que ofrece apoyo y consultoría para pacientes con inconvenientes de visión, le afirmó a la BBC que los lentes creados son «interesante» y alabó el hecho de que se centren en lo0s inconvenientes de degeneración macular.

«Es alentador que se desarrollen productos renovadores como estos lentillas telescópicos, en especial por el hecho de que aspiran a fortalecer la visión existente de una persona», afirmó.

«Cualquier cosa que asista a aumentar al máximo la visión funcional es fundamental, puesto que ayuda a la gente con pérdida de visión a recobrar cierta independencia y a regresar a salir, ayudándo a reducir su aislamiento», añadió.

Mas esto asimismo podría ocasionalmente llegar a otros campos de la investigación. En verdad, Tremblay apunta que el proyecto fue financiado por Darpa, la agencia de investigación del departamento estadounidense de defensa.

«A ellos no les preocupa tanto la degeneración macular», aseveró.

«Les importa más la super visión, que es algo considerablemente más bastante difícil (de lograr)», añadió, puesto que conforme explicó conseguir prosperar la visión es considerablemente más desafiante que asistir a alguien cuya visión se ha estropeado.