viernes, 31 de mayo de 2019

De esta forma va a ser el aeroplano del futuro

En la conferencia TEDGlobal que tiene sitio en Edimburgo, Escocia, la compañía Airbus presentó un prototipo de aeronave inspirado en el esqueleto humano.
Su diseño es al unísono fuerte y parcialmente ligero, lo que podría -teóricamente- contribuir drásticamente a reducir los costos de los vuelos.

La compañía europea afirmó que su objetivo es poder imprimir en 3D el material compuesto empleado para edificar la nave, desarrollada por ingenieros estructurales de Airbus.

Menos estruendo

Otras ideas para el aeroplano del futuro incluyen añadir una curva ascendiente en la cola a fin de que el estruendo de los motores se disipe cara arriba, reduciendo la polución sonora.

El interior asimismo está plenamente repensado en el prototipo de Airbus.

Para el interior, los ingenieros de Airbus inventaron nuevas «zonas» con las que sustituir la presente distribución de los asientos.

Las nuevas sillas van a poder mutar, adoptarse a la manera y tamaño de los pasajeros, y conseguir energía de quienes se están sentados sobre ellas.

Asimismo sugirieron poner en el frente de la aeronave asientos con sensores integrados, capaces de valorar la salud de quienes están allá sentados.

Hasta imaginan una zona de juegos, donde los pasajeros podrían hacer deportes virtuales.

Y en lugar de entrar por pequeñas puertas, como sucede el día de hoy, en el futuro los accesos serían más grandes.

La gente dejaría allá sus maletas, que serían transportadas de manera automática cara sus asientos, eludiendo el congestionamiento en los corredores del aeroplano y acelerando el trámite de abordaje.

Comburente

Bastian Schaefer, ingeniero de la compañía aeronáutica dijo: «En el futuro volar debe proseguir siendo algo alcanzable desde la perspectiva de las personas y del medio ambiente».

Si bien reconoció que el trabajo de los diseñadores no basta por si acaso solo para solucionar todos y cada uno de los inconvenientes de la industria.

Los asientos se amoldarán al cuerpo de cada pasajero.

«Nos quedamos sin petróleo y debemos hallar otras soluciones», afirmó.
«Algunas pueden venir del lado de la tecnología, mas asimismo buscamos comburentes alternativos».

Aparte de presentar su término de aeronave del futuro, la compañía llamó a estudiantes de todo el planeta a desarrollar sus ideas ecológicas para la industria de la aviación. Eligieron 5 finalistas esta semana.

Sus ideas incluyen: alterar los motores con un material capaz de mudar de forma para cambiar el flujo de aire y reducir la polución sonora; hacer que el equipaje flote sobre un jergón de aire; utilizar metano como comburente.

Schaefer piensa que nutrir los motores de los aeroplanos con las flatulencias de las vacas (una de las primordiales fuentes de metano del planeta) sería una buena idea si se pudiese hacer marchar.

«Hace diez años se sugirió utilizar hidrógeno líquido, mas aún estamos aguardando que alguien desarrolle una buena forma para almacenarlo», afirmó.