viernes, 31 de mayo de 2019

De qué forma incluir vegetales en la nutrición


Todos sabemos que las verduras son una parte de una buena y balanceada comida. Mas el interrogante es de qué manera haces para incorporarlas en el alimento y sobre todo, a fin de que tus hijos dejen de meditar que las verduras no son sabrosas.

Incluir verduras en las comidas es simple y lo puedes hacer sin mudar mucho las rutinas de comida de tu familia ni los modelos de platos que acostumbras a servirles.

Verduras como merienda

A todos y cada uno de los pequeños les chiflan las meriendas. A fin de que tus pequeños se habitúen a comer más verduras, trata de incluirlas en todos y cada ocasión.

Puedes darles a los pequeños trozos de apio y zanahoria con un tanto de mahonesa. Son exquisitos y simples de empacar en una bolsa y llevar a todos lados.
Cambia su preparación y presentación

La forma de cocinar las verduras altera su sabor. De ahí que, a fin de que ni , ni tu familia se aburran comiéndolas, cambia su preparación.

Puedes condimentar las verduras en una salsa a tu gusto y asarlas. Son un acompañante idóneo para platillos de carne y un ingrediente original con pasta y arroz. Prueba con solo añadirle verduras al arroz o bien conjuntarlo con tomate y mahonesa que ciertos habitúan hacer para su familia.

Sopas y licuefactados

Una forma de comer más verduras es agregándolas a sopas o bien licuándolas en ricos jugos.

Por servirnos de un ejemplo, añádele un simple condimenta de morrones verdes o bien colorados, cebolla y cilantro fresco a una sopa para darle un toque extra de sabor y incluso más vegetales. Si deseas preparar una sopa rica en proteínas como verduras, opta por una sopa de verduras y carne. ¡Un plato completo y exquisito!

Para hacer licuefactados de vegetales, escoge múltiples verduras naturales y añádeles jugo de fruta para licuarlas. Por servirnos de un ejemplo, combina la zanahoria con jugo de naranja en una juguera para hacer un licuefactado refrescante y exquisito.

Con un tanto de imaginación puedes añadir verduras a tus meriendas, comidas e inclusive bebidas de todos y cada uno de los días. Por tu parte, no deberás mudar mucho tus rutinas de cocina y a tu familia y también hijos les maravillará la pluralidad con la que incorporas las verduras en sus platos y bebidas.

seis buenas razones para comer más frutas y verduras:

– Su alto contenido en agua facilita la supresión de toxinas de nuestro organismo y nos ayuda a estar hidratados.

– Son ricas en fibra, con lo que su ingesta contribuye a regular la función intestinal y a corregir el estreñimiento.

– Asimismo son fuente de antioxidantes, que nos resguardan frente a determinadas enfermedades degenerantes y cardiovasculares.

– Proveen a nuestro organismo de múltiples vitaminas y minerales, lo que robustece el sistema inmunitario.

– Las dos poseen el mínimo de grasa.

– Si bien las frutas son fuente de calorías, siempre y en todo momento va a ser mejor comer un mango o bien un tazón de papaya como colación o bien postre para saciar tu antojo de azúcar, en vez de cualquier gominola procesada.

Puedes ver más ideas en nuestra sección de CULINARIA