viernes, 31 de mayo de 2019

¿De qué manera son las panes en la Tierra Santa?

Para contestar a esa pregunta, es preciso, primeramente, explicar las diferencias entre los panes más consumidos en Venezuela y en Israel: acá, el pan canilla (tipo francés), allí, el sirio.

El pan sirio es la pita. La costumbre es consumirlo acompañado de humus, la pasta popular de garbanzo, o bien con cualquier género de salsa. No se deben usar cubiertos al comer la pita, pues va absorbiendo la pasta o bien el caldo con la ayuda directa de las manos.

Para quién le agrada los dulces, las panaderías de Tierra Santa son un paraíso. Lo más frecuente es el rogalach, un género de croissant, con el relleno en todos y cada vuelta de masa. Es hecho de múltiples sabores. La versión más popular es la de chocolate.

Las burecas (bourekas) que originalmente son griegas, asimismo tienen mucho éxito en Israel. Los rellenos son salobres, y los más frecuentes son los de batata y queso, mas pueden encontrarse rellenos con hongos,  espinaca, berenjena y demás.

El pan del fin de semana es la chalá (Challah). La masa es transformada en un comestible empleado en liturgias singulares para percibir el Shabat, que tiene comienzo todos los viernes de noche. Por lo general, el sabor es sutilmente dulce y tiene pasas de uvas, cubierto con semillas de sésamo.

Las rosquitas salobres tradicionales en la cocina judía en el mundo entero. Famosa por beigel (Bagel, en inglés), en Israel se puede adquirir la versión con la masa dura o bien blanda. Son siempre y en toda circunstancia salobres y por norma general cubiertas con semillas de sésamo . Son usadas asimismo para hacer sandwiches.