miércoles, 29 de mayo de 2019

Ébola: la epidemia puede ser mayor de lo que muestran los números oficiales

Son ya más de cuatro con cinco mil personas fallecidas por la enfermedad del ébola en el continente africano, conforme los números oficiales de la OMS (OMS). No obstante, otras entidades cuestionan ese índice, que puede ser considerablemente mayor. El Centro de Control y Prevención de Enfermedades de USA (CDC, en su inicial en inglés), por servirnos de un ejemplo, aparte de notas a la prensa en las que piensa que la situación es mucho peor, hizo una proyección de que, si las medidas de combate al ébola no surten efecto, en el primer mes del año del 2015 los inficionados pueden ser más de uno con cuatro millones únicamente en Liberia y en Sierra Leona.

La situación en Liberia es tan grave que la presidente del país, Elen Sirleaf, difundió una carta abierta pidiendo apoyo internacional. Según ella, si la situación sigue, una generación de africanos está a puntito de perderse a raíz de la “catástrofe económica” causada por la epidemia, que “no respeta fronteras” – de ahí que es un tema en el mundo entero. La mitad de los cuatro con cinco mil fallecidos convocados eran de Liberia.

Otros países africanos son Guinea, Nigeria, Congo, Sudán y C. de Marfil. Fuera del continente africano, hay casos de ébola confirmados en R. Unido y en USA, si bien poquísimos. En Brasil, últimamente hubo una sospecha de un caso de un pasajero que llegó de África, ya descartada por las autoridades después de exámenes.

¿Hay peligro de contagio en los aeroplanos?

Los primordiales aeropuertos del planeta toman medidas precautorias en el embarque y en el desembarque de viajes provenientes o bien con destino a África (fotografía de arriba). Ciertas aerolíneas llegaron a suspender vuelos a ciertas zonas perjudicadas ciertos días. Mas, ¿quizá verdaderamente hay peligros de contagiarse de ébola en un aeroplano?

En USA, los pasajeros que viajaron con una enfermera de Norteamérica prevista de haber contraído el virus son buscados y examinados por las autoridades de salud del país – entre ellas el CDC – para contrastar la posibilidad de contagio. Ellos volaron desde Cleveland (Ohio) hasta Dallas (Texas), por la compañía Frontier Airlines.
El virus del ébola puede ser contraído en contacto con secreciones de una persona inficionada, como la sangre, el vómito, la saliva, el sudor o bien las heces.

Involuntariamente, cualquier persona toca bandejas, almohadas, brazos de asientos, pantallas de TV, manillas y otras unas partes del aeroplano, lo que causa temor en muchos pasajeros. No obstante, conforme afirmó en una entrevista a la British Broadcasting Corporation (BBC) William Schaffner, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad Vanderbilt (Tennessee, USA), el peligro es mínimo, y el CDC está solo tomando cautelas con el objetivo de dejar a la población más sosegada.
Conforme Schaffner, el ébola no es transmisible por el aire, como una gripe, y es poco probable que alguien se contagie tocando unas partes del aeroplano tocadas ya antes por alguien con la enfermedad, puesto que el virus empieza a fallecer apenas llega a esas superficies – salvo que haya secreciones perceptibles o bien sangre en ellas, lo que verdaderamente no ha de ser tocado sin un equipamiento de seguridad conveniente en el instante de la limpieza.

Aparte de eso, conforme múltiples especialistas en salud entrevistados por la BBC, el virus no es muy transmisible hasta el momento en que los síntomas de la enfermedad sean conocidos en el paciente. Y una persona enfermísima, con fiebre alta, sería impedida de embarcar, conforme las cautelas internacionales tomas en el instante. En verdad, la enfermera que viajó por Frontier fue inficionada, mas los síntomas todavía no eran evidentes, disminuyendo la posibilidad de contagio.

Arnold Monto, maestro de epidemiología de la Universidad de Michigan, le afirmó a la red de noticias británica que las aeronaves tienen un buen historial en el control de contagios por lo general, y cita como un ejemplo los poquísimos casos de gripe aviar – transmisible por el aire – contraídas en vuelos en la temporada del brote de la enfermedad, hace unos años.

Para William Schaffner, el temor desmandado de los viajantes es una amenaza considerablemente mayor que la probabilidad de contagio en aeroplanos.
La Universal

La Iglesia Universal entró en la lucha contra la epidemia del ébola en los países en donde actúa con apoyo espiritual, con oraciones por todos y cada uno de los inficionados y orientando a este respecto de los peligros de polución.

En la asamblea de las 18 h del último domingo 19, en el Templo de Salomón¸ en la capital paulista, el prelados Renato Cardoso resaltó que los pastores que hacen la Obra en el país africano no prueban ningún deseo de desamparar el trabajo hecho por la Universal en la zona.