viernes, 31 de mayo de 2019

Familias que emplean ‘gadgets’ a lo largo de el alimento tienen nutrición menos saludable

En el momento de comer se trata de eso, de comer, de gozar comiendo y de hacerlo sin prisas y masticando apropiadamente. Mas vivimos tiempos en los que aspiramos a hacer muchas cosas al mismo tiempo. Como comer y ver la tele, comer y atender los mensajes del móvil o bien comer trasteando con la tableta y todavía con el reproductor de mp3. Y eso no es comer.


Eso es lo que a nivel científico ha venido a medir una investigación del Centro de Investigación para la Promoción de la Salud de Pequeños y Familia de la Universidad de Minnesota (USA). La conclusión es que las familias en las que los progenitores dejan a sus hijos emplear dispositivos electrónicos a lo largo de las comidas tienen una nutrición menos saludable que quienes aprovechan ese instante del día para charlar o bien compartir experiencias.

Desde hace unos años los especialistas vienen recomendando apagar el televisión a lo largo de las comidas mas ahora, con la llegada de los teléfonos móviles y demás dispositivos electrónicos, los pequeños y adolescentes tienen otros entretenimientos con que los progenitores deben lidiar en el momento de comer.

En su estudio –que publica en su último número la gaceta Journal of the Academy of Nutrition and Dietetics–, Jayne A. Fulkerson, primordial autora de la investigación, y su equipo encuestaron a más de 1.800 progenitores para saber con qué frecuencia sus hijos adolescentes veían la T.V., charlaban por teléfono, jugaban o bien escuchaban música con auriculares a lo largo de las comidas familiares.

Asimismo preguntaron a los progenitores si establecen reglas sobre el empleo de estos dispositivos y por la relevancia que daban a las comidas familiares. Por su lado, los hijos asimismo se sometieron a otro cuestionario para conocer el nivel de comunicación con sus progenitores.

2 tercios de los progenitores aseguraban que sus hijos adolescentes veían la T.V. a lo largo de las comidas en familia alguna vez y hasta un cuarto afirmó que se trataba de una costumbre frecuente. El empleo del móvil inteligente, reproductores de música o bien tabletas era menos frecuente a lo largo de las comidas mas no tanto inmediatamente antes, como reconocían entre el 18 y el 28% de los progenitores. Además de esto, 3 de cada 4 progenitores aseguran que fijan límites en el momento de emplear estos dispositivos a lo largo de el alimento. Las chicas eran más propensas a emplear los medios electrónicos que los pequeños y su empleo aumentaba con la edad. Asimismo es más frecuente entre las familias con progenitores de nivel educativo más bajo.

Lo atractivo fue que, entre los progenitores que aceptaban un empleo más frecuente de dispositivos electrónicos, había un menor consumo de ensaladas, frutas, verduras, jugos y leche y, por el contrario, se tomaban más bebidas azucaradas.

En el estudio no se preguntó a los progenitores si asimismo recurrían a móviles y otros dispositivos en las comidas mas, en todo caso, acepta Fulkerson, el estudio muestra como prescindir de las nuevas tecnologías sirve para fortalecer la comunicación familiar y progresar la nutrición.