viernes, 31 de mayo de 2019

Por tales razones no debes comer frutas en la noche

Evita comer frutas en la noche. Aportan calorías mediante la fructosa y esta no va a tener de qué forma quemarse. Se amontonará entonces en forma de grasa. Hay que moderar su consumo y intentar comerla entera en vez de prepararla como jugo.

Aunque es verdad que todos y cada uno de los dietistas aconsejan el consumo de frutas, no es menos cierto que estas se deben comer con moderación y en horarios concretos para eludir ganar unos kilitos demás.

Generalmente esta clase de comestibles se acostumbra a comer tras las comidas primordiales, ya que estimamos que se trata de un postre, y como tal la tratamos, si bien es el peor instante del día para comerlas, puesto que la mayor parte de los nutrientes que nos ofrece se pierden a lo largo del proceso digestible, siendo más largo de lo normal y fermentar en el estomago.

Esta fermentación es la autora de que se ralentice la digestión y a bastantes personas les pueda llegar a sentar mal comer la fruta tras comer. Si proseguimos esta máxima vamos a llegar a la conclusión que el mejor instante para comer fruta es entre horas, que es cuando tenemos el estomago vacío y en consecuencia no puede hacer que se ralentice la digestión ni se fermente.

No es conveniente comerlas a toda hora, en tanto que la fruta, de la misma manera que contiene vitaminas y minerales tiene una substancia llamada fructuosa, que el cuerpo transforma en glucosa y energía.

Los especialistas afirman que iniciar el día con una buena porción de fruta es una genial forma de cargar nuestro cuerpo de energía, de la misma manera que ingerirla a media mañana y a media tarde. Mas los instantes más ideales son por la mañana, en tanto que el metabolismo trabaja más veloz logrando abrasar ya antes las calorías que nos aporta.

No debemos olvidar que la fruta es un comestible con bajo aporte graso y calorífico, en tanto que la fructosa no es exactamente lo mismo que las calorías ofrecidas por los hidratos de carbono, sino el cuerpo la asimila mucho mejor y la quema más veloz sin apenas acumularse en grasa.