viernes, 31 de mayo de 2019

Sal marina asimismo es daniña para la salud


Una nueva investigación llevada a cabo en el R. Unido halló que pese a que se les presenta como «productos naturales y más sanos», la sal de roca y la sal marina tienen la misma composición química que la sal común de mesa.

La investigación, llevada a cabo por la gaceta Which? y la organización de apoyo al consumidor Consensus Action on Salt and Health (CASH) (Acuerdo en la Acción sobre la Sal y la Salud) no halló diferencias entre el producto común y múltiples costosas marcas gastronómicas de sal de roca y sal marina.

Lo que sí halló es que muchos de los adultos encuestados en el R. Unido consumen demasiada sal, considerablemente más de los niveles recomendados de seis gramos al día.

Se sabe que el alto consumo de sal es un factor de peligro de hipertensión, la que puede conducir a infarto o bien enfermedad cerebrovascular.

Se cree equivocadamente que la sal marina o bien la de roca siendo productos «naturales» no son perjudiciales o bien que poseen substancias más ventajosas para la salud que la sal común que ha sido procesada.

Para investigar esas aseveraciones el estudio examinó el contenido químico de múltiples marcas gastronómicas de sal marina y de roca y las equiparó con el contenido de la sal de mesa.

Hallaron que todas y cada una poseen 100% de cloruro de sodio y son del mismo modo perjudiciales para la salud si se les consume en altas cantidades.

Suficiente sal

El informe apunta que «muchos chefs conocidos no habrían de estar incitando a la gente a espolvorear sus comestibles con sal marina, pues podemos conseguir toda la sal que precisamos desde una dieta balanceada».

El maestro Graham MacGregor, del Instituto Wolfson de Medicina Precautoria es presidente del CASH, y asevera que es «vergonzoso» que los chefs estén incitando a la gente a emplear tanta sal marina y sal de roca.

«El mensaje más esencial es que no precisamos añadir un compuesto químico (cloruro de sodio) a nuestros comestibles. El alimento sin sal sabe mucho mejor. Y ya hay suficiente sal natural en la fruta, vegetales, carne y pescado»

Prof. Graham MacGregor

«El mensaje más esencial es que no precisamos añadir un compuesto químico (cloruro de sodio) a nuestros alimentos» afirmó el especialista a la BBC.
«La comida sin sal sabe mucho mejor. Y ya hay suficiente sal natural en la fruta, vegetales, carne y pescado», añade.

Conforme el informe, los productos de marca que aducen que ciertas sales son más naturales y poseen minerales esenciales confunden al público.

La gaceta Which?, una publicación de conjuntos de apoyo al consumidor, realizó un sondeo con 1.358 de sus miembros y halló que uno de cada 3 creía que la sal de roca y la marina eran productos más sanos que la sal común.

Sue Davis, asesora de políticas de Which? asevera que «muchos de nosotros tratamos de reducir la cantidad de sal en nuestra dieta, mas nuestra investigación muestra que la gente gasta innecesariamente más dinero en sales de «alta calidad» pues de forma frecuente piensa que esta es más sana que la sal de mesa tradicional».
«Debido a que la mayor parte de sal que ingerimos está ya presente en los comestibles que adquirimos, la opción más económica -y la más sana- sería dejar de añadir sal auxiliar a toda la comida».

«Which? pide a la industria de comestibles que reduzca la cantidad de sal en sus productos, y vamos a estar observando el progreso que se consigue en los próximos meses».
La industria, por su lado, disputa la investigación.

«El informe no está presentando el panorama completo pues no examina otras cosas que tiene la sal marina o bien los aditivos que contiene la sal de mesa» afirmó a la BBC David Lea-Wilson, copropietario de la Compañía Anglesey de Sal Marina, que genera la marca de sal marina Halen Mon Pure White.

Y Romi Alexander, de la compañía So Natural, que provee la sal Himalayan Crystal, expresa que «la sal de mesa es una substancia blanca enormemente refinada y procesada que carece de nutrientes».