viernes, 31 de mayo de 2019

seis trucos para prosperar el WiFi en casa

Gozar de una conexión potente no solo depende de tener una buena potencia contratada. En ocasiones, poner en práctica una serie de pequeños consejos pueden suponer un esencial salto en el desempeño de Internet. Y más en nuestros días, en los que cada vez hay un mayor número de dispositivos que operan en exactamente el mismo ancho de banda y que en muchas ocasiones se transforman en una complejidad añadida para lograr una buena conexión. TP-LINK ha reunido 6 útiles consejos para desplegar la red WiFi en casa y lograr una mejor señal. ¿Deseas conocerlos?

1. Evita los obstáculos.

Muy frecuentemente no nos damos cuenta de lo mucho que pueden afectar obstáculos naturales como paredes o bien puertas a la calidad de la señal. Generalmente, el enrutador acaba en una de las habitaciones de la casa, mas si lo que deseamos es buen desempeño resulta aconsejable buscar una colocación estratégica en el corredor cerca de las puertas, de manera que no exista ninguna pared que evita que la señal llegue de forma fuerte.

dos. Cuidado con la alineación de las antenas.

Existen abundantes enrutadores que emplean antenas externas para trasmitir mejor la señal. El consejo en un caso así es que cada antena tenga una orientación diferente, de manera que la señal se reparta de forma más equilibrada durante toda la casa.

tres. Pon el enrutador en alto.

Otro de los aspectos en los que no acostumbramos a arreglar es la altura del enrutador. Las ondas se transmiten con mayor sencillez si ponemos este dispositivo en lo alto, con lo que una estantería o bien una librería es un sitio ideal para ubicarlo. Eso sí, hay que eludir los objetos de metal como radiadores o bien cajones con partes metálicas que puedan ocasionar interferencias en la transmisión de las ondas.

cuatro. Evita las interferencias.

Nuestro hogar esta lleno de dispositivos electrónicos que pueden interferir con la señal de Internet. Microondas, teléfonos inalámbricos o bien aun lavadoras transmiten ondas en la banda de dos,4 GHz. Este ancho de banda es el más habitual para trasmitir la señal de Internet, mas cada vez hay más enrutadores y dispositivos que son compatibles con el ancho de banda de cinco GHz, una banda menos congestionada que nos dejará lograr velocidades más altas al gozar de una señal más limpia.

cinco. WiFi en el jardín.

Son meses de mucho calor, y si tenemos la fortuna de gozar de un jardín (y una piscina mejor que mejor) seguramente deseemos bajar el portátil o bien el móvil inteligente y gozar de la sombra de un árbol. Para estos casos, lo más conveniente es poner el enrutador cerca de una ventana que dé al jardín. Eso sí, en un caso así hay que llevar cuidado de resguardar la red con una clave de acceso suficientemente fuerte para eludir convidados no deseados. De igual modo, se aconseja mudar la clave de acceso que viene de serie con el enrutador, en tanto que existen muchos programas que son capaces de descubrirla.
seis. Usa un repetidor WiFi.

Modelos como el TP-LINK TL-WA860RE ofrecen una opción alternativa bastante accesible que nos dejará lograr una señal de calidad durante toda la casa, sobre todo en aquellos pisos o bien chalés grandes en los que haya puntos fallecidos.