viernes, 31 de mayo de 2019

Un gato aspirante calienta la campaña en México

Esta invención de unos votantes cansados de la política tradicional tiene más seguidores en redes sociales que ciertos de sus contrincantes humanos. Y en ello, ha conseguido un jalón envidiable para cualquier político: tener a todos hablando de él.

La historia viene así: el próximo siete de julio hay elecciones en el estado de Veracruz y otras 13 entidades regionales. En la localidad de Xalapa, 2 jóvenes -que hasta el momento la prensa local ha identificado por sus nombres, Sergio y Daniel- plantearon postular a su gato como aspirante a la alcaldía.

«Ante la cantidad de ratas que avizoran esos puestos solo un gato va a poder poner orden. El candigato no promete solamente que el resto candidatos: Reposar y retozar», afirma el eslógan de campaña.

Un nombre en la boleta

La postulación de Morris es virtual. Lo que plantean sus promotores es que los votantes escriban su nombre en la papeleta de votación, en lugar de marcar una de las opciones oficiales.

No obstante, su «comando de campaña» solicita no votar por él solo por el hecho de que se trata de un gato. El llamado es a quienes «han perdido la fe en la clase política», a quienes sienten que su voto no ha sido respetado y quienes no están persuadidos de los aspirantes normales, entre otros muchos.

«Yo soy un gato y no hago mucho. Mas puedes emplear tu voto por mí como protesta», afirma en su página de Fb, que al cierre de esta nota contaba con más de 80.000 «likes».

Para ciertos, algo huele mal en torno a Morris, y adscriben su candidatura a una campaña sucia para afectar a los auténticos aspirantes.

«No sabemos de dónde viene (Morris), mas tampoco tengo duda de que venga a ser una contra campaña, por el hecho de que evidentemente va contra el gobierno municipal», declaró Carlos Aceves, portavoz de un aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía de Xalapa, conforme reflejó el diario mexicano El Universal.

«Como puntada está bien, mas es una ofensa a la gente», afirmó, por su lado, el portavoz del Partido de Acción Nacional (PAN), Julen Rementería, convocado por exactamente el mismo periódico.

Para otros, se trata de un fenómeno ineludible, resultado de las redes sociales. El presidente del XV Consejo Distrital Electoral, Samuel Trujillo, lo calificó de «chusco» y solicitó a los votantes que no desperdiciaran su voto en el felino, que se va a dar por inválido.

Vencer la abstención

Mas Morris presta oídos suecos a las críticas y prosigue adelante con su campaña al estilo más gatuno. Sus dueños no tienen pretensiones de interrumpir su rutina con mítines políticos ni apariciones públicas de ninguna clase.

En cambio, estos verbos -reposar y retozar- semejan haber sido excluidos de las vidas de Sergio y Daniel.

Conforme comentaron en una entrevista al periódico Milenio, jamás adelantaron que Morris se transformaría en un candigato tan popular.

Ahora están anegados de mensajes, a razón de 7 por minuto, y apenas empienzan a entender los beneficios y los costos de la fama.

«Nos han dicho de todo en los mensajes, que si es una mofa o bien que está muy padre, otros nos ofrecen tener nuestra página de internet gratis», afirmaron en la referida entrevista.

En uno de semejantes correos, BBC Planeta solicitó permiso para emplear sus imágenes y elaboró alguna pregunta a Morris. Y si bien consiguió contestación afirmativa para lo primero, no consiguió declaración alguna.

Sin comentarios, suponemos, afirmaría el candigato. Probablemente ocupado descansando o bien retozando.