sábado, 1 de junio de 2019

Agua de mar, ¿el comburente del futuro?

Un equipo de científicos de la Universidad de California, EE.UU., dirigido por Joseph Wang, ha desarrollado unos micromotores de micropartículas de magnesio biodegradables que van a poder producir energía de su ambiente circundante sin dañar al medioambiente.

El dispositivo se nutre de agua de mar en lugar de fundamentarse en peróxido de hidrógeno como fuente de comburente externa, como los motores catalíticos.

El mecanismo primordial de los micromotores marcha a través de las burbujas de hidrógeno generado desde la reacción de magnesio y agua.

«Los micromotores logran una propulsión eficaz y prolongada en cloruro de entornos ricos, como el agua del mar, debido al cloruro luchando a los procesos de corrosión. La presencia de una ‘bicapa’ de oro asimismo mejora la reacción de magnesio-agua y conduce a un movimiento eficaz en el agua de mar», explica Wang.

Otro científico de la Universidad de Burdeos, Francia, Alexander Kuhn, resalta el beneficio primordial del dispositivo: que «el comburente ya está integrado en él en forma de un metal reactivo, en un caso así de magnesio, que se somete a una reacción espontánea con el agua».

Ensayos científicos han probado que los micromotores son capaces de captar y transportar gotas de aceite en el agua contaminada del mar. No obstante, esta capacidad reduce significativamente su velocidad de 90 a 40 micrómetros por segundo.