sábado, 1 de junio de 2019

Audífonos solares para cargar celulares

Un diseñador de Glasgow, Escocia, ha presentado un prototipo de auriculares que aprovechan la energía solar para sostener los dispositivos móviles cargados. Andrew Anderson lanzó los auriculares OnBeaten el lugar de financiamiento colectivo Kickstarter. Y espera poder ponerlos en venta a inicios de 2014.

La banda de los auriculares está pertrechada con una célula solar flexible que tiene una capacidad de carga de 0,55 vatios. La energía generada se guarda en 2 pequeñas baterías de litio. Ocultas en 2 almohadillas, las baterías cargan el dispositivo conectado a los audífonos a lo largo de la reproducción de música.

«Todavía trabajamos en el diseño y en el prototipo», le afirmó Anderson a la BBC.

«Tenemos que prosperar los auriculares. La gente desea saber sobre la cancelación del ruido».

El joven emprendedor aceptó que su padre, Frank, fue quien tuvo la idea.
«Es muy simple, se podría meditar que se había hecho», aseveró.

«Hoy se pueden adquirir cargadores solares para teléfonos, mas es como caminar cargando 2 teléfonos».

La idea de emplear fuentes renovables en los dispositivos de carga está volviéndose popular entre los desarrolladores.

Cargar caminando

Solepower es una plantilla que carga una batería para cargar teléfonos inteligentes.

Múltiples inventores han estudiado el aprovechamiento de la energía generada al pasear. Otro proyecto en busca de financiamiento es una plantilla del zapato que se puede emplear para cargar las baterías. Es el caso de Solepower, una plantilla a prueba de agua que se puede llevar en cualquier zapato y atrapa la energía producida al pasear. Esta se guarda en una batería externa a la que se accede por medio de micro o bien minipuertos USB. La batería entonces se conecta al dispositivo que se quiere cargar.

El usuario no precisa sacarse la plantilla, y tampoco es preciso conectar el dispositivo de manera directa al calzado. Un camino de entre 4 y 8 quilómetros basta para cargar una batería promedio de iPhone, afirma el equipo de Solepower, que desarrolló el prototipo en la Universidad Carnegie Mellon, EE.UU.
«Somos inventores de corazón y nuestra meta es solucionar inconvenientes usando tecnología cool. Además de esto, nos agradaría que nuestros teléfonos de una vez dejen de morir», aseguran sus autores.