sábado, 1 de junio de 2019

Comestibles que resguardan de la caries a los pequeños

Es bien sabido por todas y cada una nosotras que el azúcar es un mal comestible para la salud de los dientes, sobre todo la de los pequeños pequeños tan dados a comer chucherías. La cuestión es que a fin de que los pequeños de el día de hoy, que son los futuros adultos del mañana, medren con una boca sana es preciso que las mamás de en nuestros días, o sea, nosotras, les inculquemos hábitos sanos desde pequeños.

El primero de esos hábitos habría de ser ir al dentista desde la aparición de los primeros dientes infantiles a fin de que el especialista pueda guiarnos en la salud de sus dientecitos, mas sobre todo a fin de que el pequeño se acostumbre a la visita del dentista como algo preciso y frecuente.

El segundo de los hábitos esencial que las mamás de el día de hoy pueden inculcar a sus hijos desde pequeños es eludir esos comestibles o bien chucherías tan perjudiciales para sus dientes y, al unísono, enseñarle los comestibles que le van a ayudar a sostener una boca sana.

Si esos hábitos se toman desde pequeñísimos, va a ser más simple lidiar con las situaciones cada día que se presentan y que animan a los pequeños a tomar ese género de caramelos donde el primordial ingrediente es el azúcar. Si bien ese género de hábito no se haya hecho desde pequeño y a tú hijo le encanten las chucherías, es labor de los progenitores mudar esas destrezas por otras más sanas.

Lo que los especialistas no aconsejan es que los pequeños se laven a diario los dientes tras cada comida, mas sobre todo de noche. Esto es por el hecho de que tras comer las bacterias de la boca metabolizan los azúcares que proceden de los comestibles. De noche cae la producción de saliva y si no se han lavado los dientes se provoca la temida caries, sobre todo en los pequeños pequeños.

Si además de esto han comido caramelos el azúcar se queda pegado en los dientes y si no se los lavan el azúcar les provocará caries. Mas además de esto, si los pequeños se habitúan a tomar comestibles exageradamente azucarados, tienen el peligro de padecer sobrepeso o bien otras enfermedades asociadas.

La cuestión es que a fin de que los pequeños y los adultos tengamos una dentición cuidada y protegida contra la caries, aparte de habituarse a cepillarse los dientes, podemos habituarnos a tomar una serie de comestibles que nos ayudasen a sostener sana la boca, un caso es comer manzanas.

Las manzanas son  sanísimas por muchos motivos: limpian la boca de bacterias, cuidan los dientes, tienen vitaminas y son saciantes. La manzana, además de esto, estimula los músculos de la boca y les ayuda a los pequeños a que sus dientes de robustezcan y salgan de forma sana. Otro comestible aconsejable por el hecho de que estimula la producción de saliva y asimismo ayuda a trabajar los músculos de la boca es la zanahoria, mas no rallada, sino más bien entera y comida a bocaditos.

Por consiguiente las hortalizas crudas, por norma general, van a ayudar a robustecer la boca y van a ayudar al desarrollo de unos dientes sanos. Otro de los comestibles esenciales para sostener la boca sana es la leche. La leche contiene calcio y vitaminas, algo esencial a fin de que los dientes medren fuertes. Sus derivados asimismo son esenciales para una dieta sana de los dientes, como por poner un ejemplo el queso. El queso es uno de los comestibles que ayuda a sostener el ph de la boca equilibrado, estimula la producción de saliva, algo que resguarda los dientes, y contiene calcio y fósforo.