sábado, 1 de junio de 2019

De qué forma resguardar la salud de tus ojos a lo largo de todo el año

Trópico, verano, calor, resguardarse del sol y un tanto ocultar identidad como las actrices conocidas, es lo que relacionamos con las lentes de sol. Mas en invierno es cuando más se precisan, Dr. Oz las incluyó en su lista de consejos para mujeres de 50 años o bien más, y son un accesorio de salud visual y de belleza que debe emplearse todo el año.

La selección de las lentes con cierta frecuencia se hace por marca, de qué forma lucen, moda, estilo, término de elegancia. Aún muchos creen que son un objeto de gran lujo y que cualquier montura con lentes ahumados resguarda del sol. Las lentes son esenciales para cuidar la salud de los ojos y el tejido a su alrededor, de forma que te enseñamos a elegirlas.

1. Busca lentes que resguarden contra los rayos ultravioleta (UV)Los rayos UV que lesionan la piel asimismo hacen daño al lente y a la córnea de los ojos. Aceleran la capacitación de cataratas, que nublan los lentes y dismuyen la visión. Se vinculan a la degeneración macular, una enfermedad tratable, mas insanable, de parte de la retina que es esencial para una visión precisa. Otros inconvenientes que ocasionan son «pterygium», cuando el tejido conjuntivo que cubre lo blanco del ojo medra en la córnea; y «pingueculum», un recrecimiento amarillo en lo blanco del ojo.

La luz del sol que rebota de las superficies muy reflexivas como nieve, agua, arena o bien pavimento es en especial peligrosa. La «fotokeratitis» es una quemadura de córnea que se conoce como ceguera de nieve. Se forman pequeñas ampollas en la superficie de la córnea y son temporeras, mas dolorosas.

Las lentes de sol son esenciales como escudo de la débil piel del tejido alrededor del ojo. Esa piel y la del párpado son muy frágiles al cáncer de la piel. Las lentes no solo resguardan de carcinomas y melanomas, sino más bien de la capacitación de arrugas y «patas de gallina» en torno a los ojos.

La etiqueta de las lentes que proveen protección total contra los rayos UV debe leer en una de estas maneras:

Lentes bloquean 99% o bien 100% de rayos UVB y UVA

Lentes cumplen con los requisitos de bloqueo ANSI Z80.3 (Esto se refiere a los estándares de American National Estándares Institute.)

Protección UV 400 (bloquea los rayos de luz con largos de onda hasta 400 nanómetros, lo que quiere decir que el ojo está protegido hasta de los rayos UV más pequeños)

dos. Elige los lentes del matiz correctoLa capa que bloquea los rayos UV es transparente. Un lente más obscuro no necesariamente es más efectivo que uno más claro. Sin embargo, el matiz juega un rol esencial en la percepción de los colores. Los lentes teñidos de amarillo o bien rosado pueden hacer bastante difícil distinguir los cambios en las luces de tránsito. Los lentes grises, cobrizo y verde minimizan la distorsión de los colores y son mejores opciones alternativas para conducir.

tres. Prefiere los lentes polarizadosLos lentes polarizados dismuyen el reflejo, filtrando cara afuera la luz solar que rebota de las superficies como agua, pavimento y el chasis de los autos.

cuatro. Examina la calidad ópticaEl coste alto no garantiza una buena protección contra los rayos UV, mas las lentes demasiado económicas tienden a contener lentes con poca calidad óptica. Para examinar eso, la FDA sugiere enfocarse en un borde vertical o bien una línea. Mueve tu cabeza cara atrás y cara adelante, dejando que tus ojos miren través del lente. Si ves alguna curva en la línea, los lentes tienen un defecto óptico y debes elegir otras lentes.

cinco. Cuanto más grandes, mejorLas lentes de lentes grandes y sienes anchas que cubren toda el área de los ojos brindan la mayor protección contra los rayos UV. Bloquean más de la luz que llega a los ojos desde los lados y dismuyen la ventana por donde pueden penetrar rayos UV.

seis. Fija las lentes a tu caraLas monturas de las lentes deben fijarse sobre tu nariz y tus orejas, sin apretarlas. Para eludir que la luz solar te caiga desde arriba, elige un modelo que te cubra cerca de las cejas, sin que las pestañitas tropiecen con los lentes.