sábado, 1 de junio de 2019

Dormir suprime del cerebro los restos de la actividad neuronal

Dormir deja al cerebro limpiarse de los restos amontonados a lo largo de la víspera merced a un mecanismo descubierto últimamente, y que está sobre todo activo a lo largo del sueño, mostró una investigación publicada este jueves.

Del mismo modo que un portero que barre los corredores cuando la luz se apaga, en el cerebro se generan mientras que dormimos importantes cambios que le dejan expulsar la basura y distanciar la enfermedad.

Este descubrimiento podría hacer avanzar la entendimiento de las funciones biológicas del sueño, explicaría porqué pasamos una tercera parte de nuestras vidas durmiendo y podría permitir hallar tratamientos contra enfermedades neurológicas como el Alzheimer, estiman los estudiosos cuyo trabajo aparece publicado esta jueves en la gaceta estadounidense Science.

“Esta investigación muestra que el cerebro tiene diferentes estados de funcionamiento a lo largo de los periodos de vigilia y sueño”, explica el doctor Maiken Nedergaard, de la capacitad de medicina de la Universidad de Rochester (N. York, nordeste), el primordial autor del estudio.

“De hecho, la naturaleza recuperadora del sueño resultaría de la supresión de estos restos producidos por la actividad neuronal que se amontonan a lo largo del periodo de vigilia”, agrega.

Para este trabajo de limpieza el cerebro emplea un sistema único llamado “glinfático”, de alta actividad a lo largo del sueño y que deja adecentar la mayoría de toxinas responsables de enfermedades como el Alzheimer o bien otras nosologías neurológicas. Este sistema se halla diez veces más activo a lo largo del sueño que mientras que estamos lúcidos.

Además de esto, los estudiosos han descubierto que las células cerebrales dismuyen su tamaño un 60% cuando dormimos, lo que deja a los desechos ser eliminados más de forma fácil.

“El cerebro tiene energía limitada a su disposición”, aseveró Nedergaard. “Puedes imaginarlo como organizar una celebración en tu casa. Puedes divertir a los convidados o bien adecentar la casa, mas verdaderamente no puedes hacer las 2 cosas a la vez”, explica.
El descubrimiento podría asimismo contestar a el interrogante de por qué razón precisamos dormir. Prácticamente todas las especies animales duermen de una forma o bien otra, desde las moscas a las ballenas, apuntan los estudiosos.

El hecho de dormir puede resultar fatal cuando se hallan cerca predadores, y hasta el momento no se había entendido bien que el sueño responde a una función esencial vital de la evolución.

El sistema linfático deja suprimir los restos celulares en el organismo, mas no en el cerebro, que continúa apartado protegido por un complejo sistema de puertas de acceso molecular que controla entradas y salidas.

Los estudiosos pudieron observar por vez primera este sistema de limpieza cerebral merced a una nueva tecnología de imagen usada en ratones, que presentan un cerebro afín al de los humanos.

El mecanismo integrado en el sistema sanguíneo del cerebro impulsa el fluido cerebro espinal mediante los tejidos y lo reenvía purificado, al paso que los desechos son transportados por la sangre hasta el hígado, donde son eliminados.

Una supresión de estas toxinas del cerebro resulta esencial pues su acumulación en forma de proteínas tóxicas puede provocar la enfermedad de Alzheimer.

Prácticamente todas la nosologías neurodegenerativas están vinculadas a una acumulación de desechos celulares, apuntan los estudiosos.