sábado, 1 de junio de 2019

El crecepelo en polvo que revoluciona la página web

La pérdida del pelo no comprende de género. Se trata de un trastorno que le quita el sueño tanto a hombres como a mujeres y para el que las soluciones engloban desde peluquines, extensiones, cirugía, champús prodigiosos y lo último, fibras imantadas que se adhieren al pelo para darle mayor cuerpo. Suena a ciencia ficción, mas no los es. Las fibras de queratina en cuestión son la nueva vuelta de tuerca de aquel betún que se comercializaba ya hace unos años para pintar «literalmente» la calva.

Como se puede querer en el vídeo, las fibras se adhieren como un imán al pelo y con exactamente la misma velocidad que te llenan la cabeza de falso pelo, desaparecen si el portador o bien la portadora deciden darse una ducha. ir a la playa o bien alguien les da un tirón de pelo. Los hay en ochos colores.

Son múltiples las marcas que venden este producto on-line y que están asolando en la página web con sus vídeos tutoriales: Caboki, Toppik, Power Hair, etc.

En los hombres la caída de pelo tiene un origen hormono-genético en un 90% de los casos. Muchas veces, factores como el agobio pueden precipitar e inclusive acentuar el proceso de la caída pilífero. No obstante, en las mujeres, la caída del pelo está muy relacionada con el sistema hormonal y con sus alteraciones en periodos puntuales de la vida como a lo largo de la primera juventud, cuando las hormonas andrógenos comienzan a actuar. Esta clase es el que tiene mayor carga genética, y un pronóstico menos conveniente. Otro instante vital es en la menopausia.