sábado, 1 de junio de 2019

Hormonas y microbios resguardan más a hombres que a mujeres

Hormonas y microbios resguardan más a hombres que a mujeres

Los hombres están más protegidos que las mujeres de las enfermedades autoinmunes merced a las hormonas y microbios. Dicho de otra forma, las mujeres pueden edificar contestaciones inmunes más poderosas que los hombres, mas por esta razón tienen un mayor peligro de trastornos autoinmunes.

Una investigación publicado en la gaceta Immunity revela que algunos microbios intestinales usuales en los hombres pueden asistir a resguardar contra la diabetes tipo 1, lo que prueba que estos microbios que colaboran con las hormonas sexuales ocasionan este corte de género y dan un marco esencial que podría conducir a mejores tratamientos.

Conforme el creador primordial del estudio, Alexander Chervonsky, de la Universidad de la ciudad de Chicago (USA), «mediante el estudio de de qué forma los microbios colaboran con las hormonas que afectan el sistema inmunológico podemos identificar las vías que pueden ser provocadas artificialmente por los fármacos o bien la manipulación de los microbios del intestino para interferir en el curso de la autoinmunidad».

Las hormonas sexuales se sabe que juegan un papel esencial en el corte de género de las enfermedades autoinmunes, mas los estudios han probado que las influencias ambientales y otros factores no hormonales asimismo marcan la diferencia. Por poner un ejemplo, los animales que carecen de microbios en el intestino pues fueron criados en un entorno libre de gérmenes no muestran un corte de género pronunciado en la diabetes tipo 1, que en general se estima que es un trastorno autoinmune.

Hasta el momento, no ha quedado claro de qué forma las hormonas y los microbios trabajan juntos para influir en el corte de género en la diabetes tipo 1 y otras nosologías autoinmunes. En el nuevo estudio, Chervonsky y su equipo descubrieron que las comunidades microbianas en ratones machos y hembras se transformaron en diferentes en el momento en que los ratones alcanzaron la pubescencia, al paso que los microbios en las hembras y los machos capados fueron más afines entre sí.

Estos resultados sugieren que las hormonas sexuales contribuyen a los cambios concretos de las comunidades microbianas conforme el género. Cuando los científicos criaron ratones en un entorno libre de gérmenes y después los expusieron a diferentes géneros de bacterias, descubrieron que solo algunos microbios resguardaron particularmente a los varones contra la diabetes tipo 1.

Tomados en conjunto, los resultados apuntan que las hormonas y los microbios colaboran entre sí para resguardar a los hombres contra las enfermedades autoinmunes. «Nuestro estudio ha ayudado a establecer los principios generales de de qué forma las hormonas y los microbios interaccionan con el sistema inmunológico, que es el paso inicial esencial para llegar a la etapa de desarrollo de nuevas terapias», concluye el primordial estudioso.