sábado, 1 de junio de 2019

Lentes para discapacitados visuales que leen solas

La compañía israelí Orcam ha desarrollado unas lentes singulares para discapacitados visuales capaces de leer ‘solas’. El usuario consigue la información marcando con su dedo el texto y un pequeño PC lo va a leer por él. Este dispositivo, que cuesta unos dos.500 dólares estadounidenses, va a salir en venta en el mes de septiembre y lee en inglés. Mas la compañía ha señalado que con la aplicación World Lens se puede oír asimismo en otros idiomas.

Hasta el momento las ayudas de lectura para personas con discapacidad visual y ciegos eran dispositivos de importante tamaño que reconocen el texto en ambientes limitados. Asimismo se han desarrollado aplicaciones de software en teléfonos inteligentes, mas estos asimismo tienen una capacidad limitada.

El dispositivo ORCAM es una pequeña cámara utilizada en el estilo de cristal de Google, conectado por un cable delgado a un PC portátil desarrollado a fin de que quepa en un bolsillo. Los clips del sistema se unen a las lentes con un pequeño imán y usa un altífono de conducción ósea para ofrecer un alegato claro, como se lee en voz alta las palabras o bien los objetos a los que ha apuntado el usuario.

De esta manera, el sistema está desarrollado para reconocer artículos de prensa, números de autobús y objetos tan diferentes como señales, semáforos y las caras de los amigos. Una usuaria de este sistema muestra de qué manera marcha en el próximo vídeo.

Es el único producto que ha lanzado, hasta el momento, esta empresa privada israelí y que, conforme han señalado los especialistas, es parte del apogeo de la alta tecnología en ese país.

El avance es el resultado tanto de la veloz mejora de la capacidad de procesamiento informático que ahora se puede llevar de forma cómoda en el bolsillo de un usuario y el algoritmo de visión artificial desarrollado por los científicos. En lo que se refiere al reconocimiento de voz, los científicos han señalado que se usa de forma rutinaria por decenas y decenas de millones de personas en los teléfonos inteligentes.