sábado, 1 de junio de 2019

Nombres de bebés prohibidos en ciertos países

Lucifer no puede nacer en Nueva Zelandia. Y no hay sitio para Cristo o bien Mesías tampoco. En ese país de Oceanía, los progenitores deben preguntar al gobierno para ponerle el nombre que deseen a su bebé.

Y todos los años, hay un conjunto de nombres infrecuentes y demasiados extraños que deben pasar la prueba. El Registro de Nacimientos, Defunciones y Matrimonios del país compartió a CNN la lista.

En los últimos 12 años, la agencia debió rehusar no uno, ni 2, sino más bien 6 parejas de progenitores que deseaban nombrar a su hijo «Lucifer».

Asimismo bloquearon el intento de unos progenitores que deseaban honrar a su hijo con el nombre de «Mesías». Eso sucedió un par de veces. «Cristo» asimismo fue rechazado.

Reglas concretas

El organismo señaló que los nombres admisibles no deben ofender a una persona razonable, que no sea exageradamente largo y no debe parecerse a un título oficial y rango.

No extraña entonces que los nombres (originalmente en inglés) más con frecuencia vetados desde 2001 fue «Justicia» (62 veces) y «Rey» (31 veces).

Ciertos otros nombres sumaron puntos en el departamento de inventiva, mas es obvio que no tuvieron presente la vida de dolor que podrían llevar los pequeños.
«Mafia No Far (Sin miedo a la Mafia), «4Real (De veras)» o bien «Anal».

Entonces estaban los progenitores que prefieren la brevedad por medio de puntuación. Los que escogieron ‘»*» (el asterisco) o bien «.» (punto).

Rarezas

No obstante, ciertos nombres peculiares han tenido éxito. En 2008, el país fue nueva internacional cuando la agencia de denominación dejó que dos gemelos se llamasen «Benson» y «Hedges», una marca de cigarros. Asimismo fueron aprobados los nombres “Violencia» y «Number 16 Autobus Shelter (Parada de Autobús Número 16)».

Consultado sobre esos ejemplos, Michael Orinad, del Departamento de Temas Internos (del que depende la agencia) dijo: «Todos los nombres registrados en el Departamento desde 1995 se han ceñido a estas normas».

¿Y qué sucede cuando los progenitores no cumplen con las reglas?

Hace 4 años, una pequeña de 9 años de edad fue alejada de sus progenitores por el Estado, para mudar su nombre: «Talula Hace el Hula de Hawaii».
No están solos

Nueva Zelandia no es el único país en actuar como editor para las ideas peculiares de ciertos progenitores.

Suecia asimismo tiene una ley de denominación y ha vetado los intentos de nombrar hijos «Superman», «Metallica», y el tan simple de vocalizar

En 2009, la R. Dominicana reguló la prohibición de nombres poco comunes una vez que un sinnúmero de progenitores empezó a nombrar a sus hijos como las marcas de vehículos y las frutas.

En U.S.A., no obstante, juicios sobre los nombres se han centrado en los adultos. En 2008, un juez dejó que un conductor de autobús escolar de Illinois cambiara legalmente su nombre a «In God (En Dios)» y su apellido a «We Trust (Confiamos)», como reza la historia de leyenda en los billetes de un dólar.

Mas ese año, un tribunal de apelaciones en Nuevo México falló contra un hombre —llamado Variable— que deseaba mudar su nombre por el de «F- ¡Censura!».